Tarta Red Velvet o Terciopelo rojo

0
251

Esta receta la vi en el programa Postre del mundo y enseguida quise hacerla, dándole un toque diferente y personal.

Ingredientes

  • 150 ml aceite de girasol
  • 250 gr de harina de repostería
  • 1 cucharada de cacao
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 280 de azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 200 ml de crema agria o buttermilk ( leche con unas gotas de vinagre blanco o limón)
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 15 ml colorante alimenticio rojo
  • 2 huevos

Cobertura

  • 175 gr mantequilla
  • 375gr de azúcar
  • 175 gr de queso crema

Modo de hacerlo

Empezamos mezclando todos los sólidos.

En un bol ponemos la harina, el azúcar moreno, los dos polvos leudantes que serán el polvo tipo royal y el bicarbonato, el cacao y la sal y mezclamos con unas varillas hasta asegurarnos que está todo bien integrado. Reservamos.

Si no tenemos leche agria, ponemos en  la leche  una cucharada  de limón o vinagre blanco y dejamos reposar 5 minutos, así se corta la leche y se pone grumosa y obtenemos  leche agria.

Ahora mezclamos todos los ingredientes líquidos.

En un bol ponemos el aceite, la leche agria, vainilla, los huevos, el colorante en gel (si se usa colorante liquido no tiene la misma potencia para obtener el color rojo intenso que necesitamos) y mezclamos todo con unas varillas hasta asegurarse que está todo bien mezclado.

Ahora en 2 tandas vamos mezclamos los ingredientes secos con los ingredientes húmedos hasta su total integración.

La mezcla la añadimos a un molde previamente engrasado y cuando este horneado y enfriado lo cortamos por la mitad  o llenamos 2 moldes y obtener 2 discos individuales.

Llenar los moldes solo hasta la mitad, ya que esta masa sube mucho dentro del horno.

Para usar 2 moldes nos podemos ayudar con un saca-bolas de helado, para que lleven la misma cantidad de masa.

Llevamos al horno previamente calentado a 180º  de 20-25 minutos dependiendo del horno.

Sacar y dejar enfriar antes de desmoldar y cortar.

Para hacer el glaseado o frosting empezamos batiendo el queso crema en una maquina con pala mezcladora y cuando este suave bajamos la velocidad y añadimos la mantequilla en pomada. (Es importante que el queso y la mantequilla este a la misma temperatura para no crear grumos) y dejamos que se mezcle todo bien.

Tamizamos el azúcar glas y se lo añadimos poco a poco hasta que se haya absorbido todo el azúcar y quede una mezcla suave y cremosa.

Colocamos un poco del glaseado en la base  del plato donde se vaya a servir así no se mueve mientras decoramos y encima ponemos un disco de bizcocho y con la ayuda de una espátula le vamos poniendo encima el frosting del centro hacia los bordes, ponemos el siguiente disco y encima  otra capa de glaseado asegurándose que está bien centrado y seguimos esparciendo el glaseado por los laterales  hasta cubrir toda la tarta.

Para decorarla, en mi caso aproveche las migas que me quedaron de cortar el bizcocho y se las puse por encima de la tarta.

Me gusta probar recetas nuevas, así que si tienes alguna receta especial no dudes en enviarla, será un “gusto” cocinarla y compartirla en este blog. Aquí te dejo un formulario, por si quieres hacer un comentario o ponerte en contacto conmigo. Intentaré responder lo antes posible.

Gracias por visitarnos. Te invito a que te suscribas y, si te apetece regalarnos un «me gusta», nos ayudará a seguir con tanta ilusión como hasta ahora.

Espero volver a verte pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here