Tarta California

4
513

Catalogada como impresionante y deliciosa, es uno de los postres favoritos de mi familia, un postre sencillo, ligero, fresco, nada empalagoso, y perfecto para acabar una comida copiosa.

La tarta esta compuesta de una plancha de bizcocho genoves, gelatina de fresa, fresas, platanos y nata montada. Yo le he puesto un poquito de rock and roll añadiendole un chorrete de Pacharán, aunque esto es opcional, si no te gusta el alcohol, lo sustituimos por el zumo de medio limón.

Para cualquier ocasión, animate hacerla, con muy poquitos ingredientes veras que fácil es.

Para los que no puedan tomar azúcar no les dejaremos sin tarta. La misma tarta  “Sin azúcar”. Presentado en copas ¿quién se puede resistir?  Copa de gelatina de fresa y nata sin azúcar

Ingredientes  8-10 personas 

Bizcocho genoves                                                                              

  • 4 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 75 gr de harina
  • 25 gr de maicena

Relleno

  • 2 plátanos
  • 300 gr de fresas
  • ½ Vasito de pacharán o ½ zumo de limón
  • 500 gr de nata para montar
  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 paquete con 2 sobres de gelatina de fresa

Elaboración

Lavar las fresas y reservar las más bonitas para la decoración.

Trocear el resto de fresas y cortar el plátano en rodajas finas. Ponemos en un bol la fruta cortada a macerar con el azúcar y el pacharán y llevamos a la nevera mínimo 1 hora para que suelte el jugo.

Cuando haya pasado el tiempo la ponemos en un colador y reservamos el jugo.

Mientras hacemos el bizcocho

En un cuenco ponemos los huevos con el azúcar y batimos hasta que estén espumosos y hayan doblado su volumen, añadimos despacito la harina y la maicena tamizadas y mezclamos con movimientos envolventes hasta conseguir que quede bien integrada y no haya ningún rastro ni grumos de harina.

Volcamos la mezcla en un molde previamente engrasado con espray desmoldarte o mantequilla y harina. Depende que molde utilicemos hacemos el bizcocho redondo, cuadrado, rectangular, etc…

Metemos al horno previamente caliente a 180º durante 20-25 minutos. Antes de sacar el bizcocho del horno nos aseguramos que está hecho haciendo la prueba del palillo. (si al pinchar el palillo sale limpio el bizcocho está listo, si sale húmedo lo horneamos unos minutos más).

Cuando el bizcocho este frio, desmoldamos y con un cuchillo de sierra cortamos el bizcocho en capas y reservamos.

Hacemos la gelatina siguiendo las instrucciones del fabricante, pero con la mitad de agua para que quede más compacta.

En el molde que hemos escogido, yo he utilizado una fuente rectangular de cristal, echamos ½ cm de gelatina y llevamos a la nevera a enfriar.

Una vez esté casi cuajada, la decoramos con las fresas bonitas que teníamos reservadas, teniendo en cuenta que desmoldamos la tarta dándole la vuelta, por tanto pondremos la parte más bonita de la fresa al revés.

Cubrimos con el resto de la gelatina, teniendo cuidado que las fresas no patinen y volvemos a enfriar.

Montamos la nata

En un bol ponemos la nata muy fría y con una batidora de varillas empezamos a batir a velocidad media, añadimos la vainilla y cuando este semi montada agregamos el azúcar despacito en forma de lluvia y seguimos batiendo hasta que espese.

Montaje

Una vez que está dura la gelatina, ponemos encima una capa generosa de nata, mezclada con la fruta macerada.

Le añadimos otra capa de nata.

Cubrimos con un disco o plancha de bizcocho y lo emborrachamos con el jugo de la maceración que tenemos reservado.

Cubrimos el molde con film trasparente y lo llevamos a la nevera mínimo de 12 horas. Mejor de un día para otro.

Para desmoldar yo he metido el molde unos segundos en agua hirviendo.

Le damos la vuelta con cuidado y dejamos que caiga sola la tarta en el plato o fuente donde la vayamos a servir.

Notas

  • Es importante mezclar la harina con la maicena para asegurarnos que el bizcocho quede plano sin copete.
  • Respecto al bizcocho, en mi caso en principio tenía la idea de hacerlo redondo y luego me decidí por presentarlo en un molde rectangular. Simplemente fui cortando el bizcocho y lo adapte al molde sin problemas.
  • Tener en cuenta que no todas las frutas cuajan en la gelatina. Nos podria arruinar el postre hacerlo por ejemplo con kiwi, esta fruta no cuaja debido a que contiene enzimas especiales llamadas proteasas, como también la bromelina en la piña y por mucha gelatina que se utilice hace imposible cuajar. Si queremos utilizar estas frutas tenemos que calentarlas a 60º y hacer un coulis o mermelada, añadir la gelatina y dejar reposar hasta que cuaje.

Me gusta probar recetas nuevas, así que si tienes alguna receta especial no dudes en enviarla, será un “gusto” cocinarla y compartirla en este blog. Aquí te dejo un formulario, por si quieres hacer un comentario o ponerte en contacto conmigo. Intentaré responder lo antes posible.

Gracias por visitarnos. Te invito a que te suscribas y, si te apetece regalarnos un «me gusta», nos ayudará a seguir con tanta ilusión como hasta ahora.

Espero volver a verte pronto.

4 Comentarios

  1. El otro día cumplí años y para celebrarlo hice la tarta de gelatina y frutas, quedó súper rica, fresquita,nada empalagosa y muy apropiada para los días de calor que hacía. Yo la congelé para desmoldarla sin problema y me fue muy bien. Gracias Maria X TODO

    • Hola Malen, me alegro muchísimo, en la foto se ve espectacular. Gracias a ti por hacer la tarta, compartirla y comentar. Nuevamente muchísimas felicidades. Un besito

    • En mi casa también es una de las favoritas. Tú página me ha dado muchas ideas, seguro que hago alguna de tus tartas.
      Bienvenida. Muchas gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here