Salmorejo de fresas

0
38

Para comidas o cenas veraniegas una sopa fría de salmorejo con fresas, muy refrescante y nutritiva  para hidratarnos de forma sana y saludable.

En pocos minutos y muy sencillo de preparar. Tan solo triturar un buen tomate de calidad con fruta de temporada, en este caso he querido probar con fresas, pimiento rojo y cebolleta fresca, despues añadir los ingredientes básicos del salmorejo, el ajo, pan de hogaza con su miga, sal y un buen aceite de oliva virgen extra. Tiene que quedar una textura fina como si se tratara de un puré o crema un poco espesa. En particular no añado nada de agua, con el líquido que sueltan los tomates para mi gusto es suficiente, pero si prefieres algo más ligero añade un poquico de agua hasta conseguir la consistencia que más te guste.

Con pocos ingredientes se pueden hacer gazpachos y salmorejos en muchas versiones para todos los gustos y colores, como el clásico y más tradicional  con su  jamoncito crujiente y su picadita de huevo duro en una versión sin gluten y más ligera restando calorías al plato Salmorejo sin pan otra creación interesante para un entrante original y sorprender a tus invitados Gazpacho en cuchara con jamón de pato  muy refrescante lleno de vitaminas al que añadimos fruta de temporada veraniega y frutos secos  Gazpacho de cerezas con aceite de albahaca fresca y como este ligero y colorido Gazpacho de sandía 

Tanto el gazpacho como el salmorejo se pueden conservar en la nevera hasta 3 días sin problema y son perfectos para tomar en estos días tan calurosos.

El resultado no puede ser mejor.

Ingredientes 4 personas

  • 1,5 kg de tomates maduros de pera o rama
  • 300 gr de fresas + 6 para decorar
  • 1 pimiento rojo
  • 3 – 4 rebanadas medianas de pan de hogaza del día anterior
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Palitos de pan tostado con semillas de sésamo

Elaboración

En el robot de cocina ponemos el pan troceado remojado en agua, añadimos el tomate y el pimiento rojo  lavados y cortados en trozos, las fresas, el ajo (retiramos el germen para que no repita) la sal. Mientras trituramos vamos agregando el aceite de oliva poco a poco hasta que veamos que emulsiona con el resto de ingredientes y conseguimos una textura fina y cremosa. Rectificamos de sal en caso necesario.

Si el robot de cocina es potente no hace falta pasar la crema por el colador, pero si trituramos con batidora y no queremos encontrarnos con ninguna pielecilla de tomate, mejor pasamos la crema por el chino. Llevamos a enfriar a la nevera unas horitas.

Servimos en cuencos individuales, adornamos con un extra de fresas troceadas y pan de semillas de sésamo.

¿Te gustaría ver publicada alguna receta en el blog? Solo tienes que decirlo.         

Me gusta probar recetas nuevas, así que si tienes alguna receta especial no dudes en enviarla, será un “gusto” cocinarla y compartirla en este blog.    

Gracias por visitarme. Te invito a que te suscribas gratuitamente, para que te lleguen las recetas a tu correo y, si te apetece regalarme un «me gusta», me ayudará a seguir con tanta ilusión como hasta ahora.

Si te ha gustado esta receta, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, Facebook, Instagram y Pinterest

    Espero volver a verte pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here