Risotto de remolacha con espárragos trigueros y langostinos

0
316

Con un par de ideas preparamos un risotto la mar de rico. Arroz, pescado, verdura, la mezcla de sabores y texturas hacen un plato delicioso.

Un receta original, visualmente llamativa, de color intenso, sabrosa y llena de matices. Un plato completo en su conjunto de sabores y colores.

Utilizamos un arroz especial para risotto tipo arborio. Para conseguir la típica textura melosa, regamos el arroz con el caldo poquito a poco, removemos con mimo y por último el queso parmesano le da un aspecto más cremoso.

Vamos a ello.

Ingredientes 3 personas

  • 270 gr de arroz para risotto
  • 2 remolachas cocidas
  • 6 langostinos crudos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • ½ vaso de vino blanco
  • 675 gr aprox de caldo
  • Un par de cucharadas de queso parmesano rallado
  • 50 gr de lascas de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal – sal gorda
  • Pimienta negra

Elaboración

Lavamos los espárragos verdes con abundante agua. Cortamos el tallo por la parte dura y desechamos.

Troceamos la mitad de los espárragos en rodajas finas.

Ponemos a calentar la sartén con un poco de aceite. Cuando este caliente añadimos los espárragos, los colocamos planos en la superficie y les damos la vuelta para que se vayan dorando.

Cuando estén hechos espolvoreamos sal gorda por encima, retiramos del fuego y reservamos.

Con las cascaras y las cabezas hacemos un caldo. Pelamos y retiramos el intestino de 4 langostinos.  Dejamos 2 enteros para decorar. Reservamos.

Con un poquito de aceite, marcamos los langostinos por ambos lados.

En una cazuelita con un poco de aceite salteamos las cabezas y las cascaras de los langostinos. Añadimos agua, sal y una hoja de laurel, dejamos cocer durante 15 minutos. Colamos y reservamos.

Cortamos la remolacha y trituramos  hasta hacerla puré.

Picamos la cebolla y el ajo y pochamos a fuego medio hasta que este casi transparente, añadimos los tallos de espárragos y rehogamos un par de minutos. Sazonamos.

Agregamos el arroz y removemos para que se impregne bien del aceite y sabores del sofrito. Subimos el fuego, incorporamos el vino blanco y esperamos que se evapore el alcohol.

Agregamos el caldo caliente poquito a poco, cuando se vaya evaporando añadimos más. Procuramos que no se quede sin caldo en ningún momento.

Agregamos el puré de remolacha. Removemos con mimo, tanto para que no se pegue, como para que quede cremoso, probamos y rectificamos de sal  y seguimos incorporando caldo hasta que el arroz este tierno y en su punto. Cuando el arroz este hecho, alrededor de 16-18 minutos, espolvoreamos el queso parmesano y mezclamos bien.

Decoramos con lascas de queso, espárragos trigueros y langostinos.

Servimos inmediatamente.

En el blog podéis encontrar otras recetas de arroces y risottos con los que triunfar.

Risotto con pera y Gorgonzola  Arroz con pulpo y vino tinto  Arroz negro con sepia y alioli

¿Te gustaría ver publicada alguna receta en el blog? Solo tienes que decirlo.

Gracias por visitarme. Te invito a que te suscribas y, si te apetece regalarme un «me gusta», me ayudará a seguir con tanta ilusión como hasta ahora.

Si te ha gustado esta receta, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, Facebook, Instagram y Pinterest

Espero volver a verte pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here