Helado de frutos del bosque sin azúcares

0
79

Disfruta de un delicioso helado de frutos del bosque  sin azúcar. ¿Te gustan los helados y quieres comerte uno sin que la conciencia te persiga durante todo el día? Pues copia la receta que más fácil imposible.

Helado casero de frutos del bosque y yogurt griego endulzado con pasta de dátil. Así de sencillo.

Para darse el gusto y comerse un helado cremoso con mucho sabor, saludable, lleno de antioxidantes y vitaminas, sin heladera, con tan solo 3 ingredientes y 5 minutos de preparación.

Yo en esta ocasión  he utilizado  endulzante natural de dátil, porque para mi gusto  los frutos del bosque están un pelín ácidos, pero si no tienes o no te gustan los dátiles puedes añadirle  el edulcorante que más te guste u otra opción es comprar el yogurt griego que ya viene edulcorado.

Ingredientes 6 personas

  • 750 gr de frutos del bosque variados (congelado)
  • 600 gr de yogurt griego natural
  • Chocolate negro sin azúcar (topping)

Ingredientes pasta de dátiles

  • 12 dátiles gorditos y carnosos (endulzante natural)
  • 100 ml de agua

Elaboración pasta de dátiles

Ponemos un cazo al fuego con agua, deshuesamos los dátiles y los ponemos  a cocer  unos minutos hasta que tengan una textura blandita.

Una vez tenemos los dátiles blandos los trituramos. Debe de quedar una pasta cremosa y un poco densa.

Vamos con el helado

En el vaso de la batidora ponemos los frutos del bosque (reservamos unos poquitos para decoración), el yogurt griego y la pasta de dátil (ve probando, depende del dulzor que te guste añade más o menos pasta de dátil) y volvemos a triturar todo. Al principio cuesta un poco pero enseguida coge consistencia adquiriendo una textura  suave y cremosa.

Se puede consumir inmediatamente tal cual, ya que la consistencia es de un helado muy cremoso.

Si te gusta un helado más durito, vertemos la mezcla en un recipiente, le añadimos las moras y frambuesas que tenemos reservadas, tapamos bien y llevamos al congelador.

Cada hora tenemos que sacarlo del congelador y remover con un tenedor o volver a triturarlo con la batidora para evitar que se formen cristales de hielo y así nos quede una textura cremosa. Yo he repetido esta operación 3 veces.

Cuando vayamos hacer las bolas nos acordamos de sacarlo del congelador un ratico antes.

De topping he puesto unos trocitos de chocolate negro sin azúcar.

Y aquí tenemos nuestro rico helado.

Otros helados caseros  que te pueden gustar. 

Helado de mango y plátano con cúrcuma y canela

Helado de sandía con leche de coco

Helado de leche condensada

Tarta Comtessa

Galleta helada de yogurt con frutas

¿Te gustaría ver publicada alguna receta en el blog? Solo tienes que decirlo.  

Me gusta probar recetas nuevas, así que si tienes alguna receta especial no dudes en enviarla, será un “gusto” cocinarla y compartirla en este blog.    

Gracias por visitarme. Te invito a que te suscribas gratuitamente, para que te lleguen las recetas a tu correo y, si te apetece regalarme un «me gusta», me ayudará a seguir con tanta ilusión como hasta ahora.

Si te ha gustado esta receta, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, Facebook, Instagram y Pinterest

    Espero volver a verte pronto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here