Bacalao con puré de zanahoria y crujiente de puerro

0
155

Por si os gusta comer cualquier día como si fuera festivo, pero sin dedicar demasiado tiempo a la cocina, comparto con todos vosotros un recetón. Bacalao con puré de zanahoria y crujiente de puerro. Una auténtica delicia, con una combinación de sabores y un contraste de texturas realmente exquisita. Una receta saludable que tanto vale para comer como para cenar.

Ingredientes 4 personas

  • 4 lomos de bacalao fresco
  • Sal – pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Para el crujiente

  • 2 puerros grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Ingredientes puré de zanahoria.

  • 4 zanahorias
  • ½ paquete de puré de patatas
  • 250 ml de agua de cocción de las zanahorias
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharadita de mantequilla

Modo de hacer

En un cazo ponemos a cocer las zanahorias peladas y cortadas, cubrimos con agua y una pizca de sal y dejamos cocer hasta que estén tiernas. Escurrimos y reservamos el agua de cocción.

En un cazo ponemos a calentar la leche y el agua de cocción de las zanahorias. Cuando llegue a ebullición retiramos del fuego, agregamos los copos de patatas y dejamos reposar unos instantes, añadimos la mantequilla y removemos. Incorporamos la zanahoria cocida y pasamos por la túrmix hasta obtener un puré espesito y  homogéneo. Reservamos caliente.

Sazonamos con sal y pimienta negra los lomos de bacalao.

Ponemos a calentar una sartén con un chorrito de aceite, cuando este bien caliente añadimos los filetes de bacalao, primero los freímos un par de minutos por la parte que no tienen piel, les damos la vuelta y dejamos que la piel se tueste y se ponga crujiente. Cuando estén hechos los retiramos a un plato con papel absorbente.

Hacemos el crujiente de puerro

Cortamos y retiramos la parte verde del puerro. Le quitamos la primera capa y lo pasamos por el chorro de agua fría para quitarle toda la tierra.

Lo cortamos longitudinalmente y luego en tiras lo más finas posibles.

Ponemos al fuego una sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Cuando este caliente añadimos el puerro laminado. Yo lo hice en la freidora y en varias tantas para evitar que se pegue y se tuesten demasiado.

Le vamos dando vueltas para que se doren uniformemente. Cuando estén fritos y crujientes los sacamos con ayuda de una espumadera a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y sazonamos al gusto.

Emplatamos  colocando el puré de patata  en centro, encima el filete de bacalao y coronamos con el crujiente de puerro.

¿Te gustaría ver publicada alguna receta en el blog? Solo tienes que decirlo.

Me gusta probar recetas nuevas, así que si tienes alguna receta especial no dudes en enviarla, será un “gusto” cocinarla y compartirla en este blog.

Gracias por visitarme. Te invito a que te suscribas y, si te apetece regalarme un «me gusta», me ayudará a seguir con tanta ilusión como hasta ahora.

Si te ha gustado esta receta, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy, Facebook, Instagram y Pinterest

Espero volver a verte pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here